MechWarrior

Activision 1989.

 

Disponible para: Pc (Dos), Macintosh, Supernintendo.

 

Versión comentada: PC

Mechwarrior, es el primer juego de una larga serie de secuelas que llega hasta nuestros días. Nos tendremos que meter en la piel de Gedeón Bravo Vandenburg, en la típica vendetta de vengar la muerte de su familia. Quizás os preguntéis por qué no me extiendo más, como es costumbre, con la historia del juego, ¿pero estáis locos? tenemos que pilotar BattleMechs (o sea, robots gigantes que lanzan rayos laser, misiles, ser el líder de una banda de mercenarios, destrozar robots...) ¿a quien le importa la puñetera historia?

Bueno pues ya os he explicado de que va todo jejeje, a ver como os comento el juego ahora que ya os lo he destripado. Pues vamos paso a paso.

Como he dicho nos metemos en la piel del señor Vandenburg, que es aspirante a ganarse una gran reputación como mercenario, pero que comienza con mech bastante pobre y algo dañado. El juego en sí es un simulador de combate, pero combinado con un punto de estrategia que realmente es lo que más me enganchó, pero que al que sea un loco de los simuladores, le engancharán por la parte de las misiones, pero eso sí tan bien combinado que gustará a unos y otros por igual.

En la primera imagen del artículo podemos ver la pantalla principal del juego, que es desde la que nos podremos dirigir a cualquiera de los apartados de éste. Elegir la misión, ir a la zona de los mechs, donde podremos comprar mechs, repararlos, comprar e instalar armas, ect.. Ir al bar a contratar mercenarios y enterarnos de los más interesantes cotilleos espaciales, zona de opciones de juego, ect.

Podemos trabajar para cualquiera de las cinco grandes casas del juego, eso si, teniendo cuidado de ir trabajando para todas mas o menos por igual, para no ganarnos su enemistad.

Las misiones son variadas, desde atacar ciertos mechs, proteger, rescatar rehenes, vamos lo típico. antes de empezar negociaremos el precio a cobrar, y el tanto por ciento que nos llevaremos del botín.

De nuestra destreza dependerá que empecemos a obtener buena reputación, y ganemos dinero para ampliar nuestra banda con nuevos mercenarios a los que tendremos que pagar y comprar nuevos mechs para nosotros y nuestros empleados.

Hay ocho tipos de mechs a nuestra disposición, con nombres tan dispares como, Locus, Jenner, BattleMaster...Cada uno es distinto, con una capacidad de fuego y blindaje diferente, que en los pesos pesados se verán penalizados con una velocidad menor. Durante las misiones, en las que pilotamos los mechs, tendremos a nuestra disposición la más moderna tecnología para lograr la victoria, con mapas, zoom, elección de armas, control de velocidad, y capacidad de mando sobre nuestro escuadrón, al que podemos dar ordenes desde nuestro mech.

Los mercenarios que nos acompañarán en nuestras misiones (hay que aclarar que las primeras las haremos solos, ya que tendremos que pasar por mucho hasta conseguir el dinero suficiente para tener varios mechs y mercenarios a nuestro cargo), los contratamos en el bar (je,je,je, ¿donde si no? seguro que esta idea se le ocurrió a algún programador español), no todos serán iguales, los hay mejores y peores, por lo que su sueldo tampoco será igual.

Podemos viajar por diferentes sectores, donde las misiones y la remuneración variará, y nos hará no estancarnos en el mismo lugar.

Las misiones, son simulación pura y dura, al estilo de los típicos simuladores de aviones de la época, podremos recibir varios impáctos antes de que nos destrocen, y por una pantalla con el gráfico del mech, veremos donde están los principales daños, que irán cambiando de color del gris-amarillo-rojo-negro. Estos impáctos recibidos, pueden dañar ciertas partes como la movilidad, o nuestra capacidad de disparo, lo que aumenta el realismo y la adicción del juego.

Sus sencillos gráficos vectoriales, tan típicos y con poco detalle, son de los estándares de la época (recordemos que no habíamos llegado ni a los años 90, jejeje). La calidad gráfica, sin llegar a ser el no va más es bastante aceptable, y estamos hablando de gráficos EGA, por lo que con dieciséis colores está más que bien hecho. 

 

La jugabilidad es muy buena, el juego es rápido, y los mechs responden muy bien a nuestras órdenes.

El sonido ya es otro cantar, porque aunque es compatible con tarjeta de sonido, no está nada aprovechado y podemos oír poquísima música durante todo el juego, además los efectos son bastante pobres, escasos y repetitivos (¡pium, pium! y poquita cosa más je,je,je).

En definitiva es un juego que te enganchará más por su alta adicción que por otra cosa, ya que está muy bien currada la parte de la estrategia, un punto en contra es que no está en español, así que los que no hablamos la lengua de Obama lo tendremos más complicado.

Un juego poco exigente con la máquina (ya que funciona en un 286), pero que nos hará pasar muchas horas entretenidos. Es de los típicos juegos que si lo pones en el ordenador te echarás una partida sin poder remediarlo de vez en cuando. Os lo recomiendo.

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    José Andrés (lunes, 31 enero 2011 12:44)

    Buen juego, y muy acertado tu comentario.
    Sin duda este programa bien se merece una entrada :)

  • #2

    maquinitas (lunes, 31 enero 2011 17:19)

    la verdad es que me ha hecho pasar muchos buenos ratos, este octubre pasado, estuve muy viciado en mi viejo 486.
    Oye Jose Andrés te he dejado un par de comentarios en tu blog, pero me da problemas y no me apararecen, uso la opción de nombre y url ¿algún problema?

Todo para las mamás y los bebés al mejor precio 

SÍGUENOS EN FACEBOOK Y TWITTER

ÚLTIMOS ARTÍCULOS PUBLICADOS

4D SPORT BOXING

3D CONSTRUCTION SET PC

WING COMMANDER 2 (PC)

TOEJAM & EARL III (DREAMCAST)

DOUBLE DRAGON (MEGADRIVE)

LO QUE NO VIMOS DE STREET FIGHTER II

CONTACTO

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.