Watchmen (parte 2)

07 Septiembre de 2011 By GATO V

La Narración.

 

A partir de este punto habrá un abundante número de pequeños Spoilers, necesarios para el análisis de la trama, aunque procuraré reducirlos al mínimo.

 

Estructura.

 

“Watchmen” hace uso en la mayor parte de su extensión de una narración objetiva. Los sucesos se presentan tal y como sucedieron y esta regla solo se rompe cuando se presentan los recuerdos de algún personaje.

En algunos casos se nos presentan también los pensamientos de alguno de los personajes, pero no haciendo uso de bocadillos sino de manera indirecta, como por ejemplo con el diario de Rorschach.

También hace uso de documentos, por ejemplo la autobiografía de Búho Nocturno I, con lo que se pretende aclarar en parte la trama que la propia acción no aclara.

Cabe destacar que la mayor parte de las páginas de la obra tienen una distribución parecida, tratando posiblemente de esconder a lector los puntos importantes de la historia de aquellos que resultarán finalmente superfluos, ya que ninguno queda destacado por las viñetas.

Esto deja gran parte de las viñetas de gran tamaño a las escenas de grandilocuencia visual, como pueda ser el palacio de cristal en forma de reloj gigante que crea el Dr. Manhattan en Marte.

Resulta destacable que incluso en esta monotonía Moore se permita jugar la distribución de las páginas, como es el caso de la quinta entrega de esta saga, en la que todas las páginas son simétricas con respecto a la que le corresponde en distancia a las páginas centrales. Es decir, la página 1 es simétrica a la 28, la 2 a la 27 y así sucesivamente, finalizando en una espectacular escena en las páginas centrales. Esto es así en honor al personaje central de este episodio, Rorschach, que porta una máscara que cambia a cada viñeta pero es permanentemente simétrica.

Por último cabe destacar esta obra como una de las primeras en las que Moore usa una de sus técnicas favoritas durante los siguientes años y que ha acabado por convertirse en una de sus marcas personales. Se trata de la yuxtaposición de dos escenas, en muchos casos con años de distancia, en las que sus diálogos, aún sin tener en muchos casos relación, actúan en conjunto para aportar una mayor resonancia lo dicho en la otra escena.

Dibujo.

 

El dibujo de “Watchmen” no destaca por su espectacularidad, sino precisamente por todo lo contrario. Es forzadamente simple, con colores básicos e incluso las escenas de pelea carecen de la parafernalia tan de moda en el comic de la época, lleno de onomatopeyas, líneas cinemáticas e incluso fondos personalizados para la pelea en los comics más visuales.

Y sin embargo y con todo es un comic muy visual, especialmente en el hecho de que gran parte de la simbología de la historia está contenida en los diferentes, e ingentes, detalles que se plasman en el trabajo de Gibbons y Higgins.

Además se trata de un trabajo muy técnico y muy innovador, por ejemplo en el hecho de que a pesar de que no existen líneas cinemáticas si hay bastantes peleas a lo largo de la historia, con lo que sus autores tuvieron que crear nuevos recursos para dar vida a esas escenas. Una de las técnicas que usaron, aparte de la propia postura de los personajes, fue ayudarse de la sangre para generar movimiento, usándola del mismo modo que las líneas cinemáticas.

Todo esto se hizo de esta manera por dos razones básicas.

La primera fue implementar un mayor realismo al aspecto visual de la obra.

La segunda fue alejarse un poco más si cabe del mundo del superhéroe que imperaba en esa época.

Relatos del navío negro.

 

Cabe destacar en esta obra en particular la inclusión de una serie de entregas de un comic ficticio sobre piratas, ya que lógicamente en un mundo en el que los superhéroes son reales nadie leería ficción superheroica, sino periódicos para enterarse de las aventuras de estos personajes. Esto deja la ficción a los piratas y monstruos del terror gótico que reinaban en los 50s en el mundo del comic.

A lo largo de las diferentes entregas de “Watchmen” podemos ver como aquel avanza y va creando extraños paralelismos con el propio “Watchmen” confiriéndose ambos un nuevo significado en referencia uno del otro.

Simbología.

 

“Watchmen” está lleno de símbolos, aunque posiblemente el más famoso sea el Smiley ensangrentado que actualmente hace de portada de la obra en formato de novela gráfica.

En la obra el Smiley es el símbolo que porta El Comediante en los diferentes Flashbacks y al principio de la historia está manchado a raíz del asesinato de dicho personaje.

Con el paso de las páginas este mismo símbolo se vuelve recurrente, apareciendo en múltiples lugares, en muchos de los casos acompañado de la misma mancha en el mismo lugar. Incluso podemos encontrarlo en Marte.

En las portadas originales podemos ver un reloj que avanza un minuto con cada nueva entrega, empezando en las 23:49 y avanzando hasta llegar en el último de los capítulos a la media noche. Esto hace referencia a un reloj ficticio, creado la Universidad de Chicago, que salía en algunos noticiarios y periódicos durante la guerra fría y que plasmaba de manera visual la cercanía que los expertos calculaban con respecto al final de todo, que sería una guerra entre las dos grandes superpotencias del momento, haciendo uso de su arsenal nuclear.

Esta continua referencia a los relojes también se da en la propia obra, por ejemplo una cita al final de uno de los capítulos en la que Einstein afirma que si hubiera sabido las implicaciones de sus descubrimientos para la construcción de la bomba atómica hubiera elegido ser relojero.

También el personaje del Dr. Manhattan está obsesionado con los relojes. Su padre es relojero, hasta descubrir su don para la ciencia él estaba encaminado a serlo y el que una persona se dejase su reloj en la sala de pruebas y él fuese a buscarlo provocó su accidente y que surgiese el Dr. Manhattan.

También aparecen un montón de relojes marcando la misma hora instantes antes de que tenga lugar el “ataque alienígena”.

Por supuesto un símbolo evidente en la obra es la máscara de Rorschach, claramente inspirado en el test de Rorschach y presentando ya al personaje como un enfermo mental.

Por último existen montones de pequeños guiños a lo largo de toda la obra, que realmente no tienen una importancia capital en la obra pero sí la enriquecen, aunque considero que esto ya resulta mejor que los descubráis vosotros, ya que es parte del encanto de esta obra.

 

 

"Proximamente análisis de los personajes principales"

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Claudio (viernes, 13 julio 2012 13:13)

    will return before long

Todo para las mamás y los bebés al mejor precio 

SÍGUENOS EN FACEBOOK Y TWITTER

ÚLTIMOS ARTÍCULOS PUBLICADOS

4D SPORT BOXING

3D CONSTRUCTION SET PC

WING COMMANDER 2 (PC)

TOEJAM & EARL III (DREAMCAST)

DOUBLE DRAGON (MEGADRIVE)

LO QUE NO VIMOS DE STREET FIGHTER II

CONTACTO

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.