Down

Por Gato V.

En esta ocasión os hablaré de esta pequeña miniserie, a la que hace poco he tenido acceso a través de un amigo.

 

La miniserie fue publicada a mediados de la década pasada por el sello Image y representa con gran fidelidad el espíritu de este: Una enorme cantidad de violencia, un dibujo crudo y directo, una absoluta falta de respeto por los límites que otros sellos se autoimponen y un claro enfoque por dar a sus lectores lo que quieren ver.

 

La historia nos habla de Deanna Ransome, una brutal policía con una peligrosa combinación de problemas psicológicos y buena puntería. En una de sus misiones está agente de narcóticos acaba matando a varias personas y provocando la muerte de sus compañeros, con lo que es suspendida. Sin embargo, algunas personas aún creen que es útil, con lo que le mandan infiltrarse en una organización criminal sin que sus superiores lo sepan.

Bajo esta premisa la historia podría haberse desarrollado de un modo similar a otras obras con el mismo esqueleto narrativo. Un policía se infiltra en una organización criminal y logra ir ascendiendo por ella mientras descubre los entresijos de su funcionamiento hasta tener acceso a sus más altas esferas y poder derribarla. Sin embargo la historia se convierte en un simple ejercicio de fuegos artificiales sin mayor interés que la coreografía de los tiroteos y demás masacres, pues a pesar de intentarlo en ningún momento llegamos a entrar de lleno en la historia.

 

En esta ocasión la mano de Warren Ellis se ve en cada una de las viñetas. La fuerza de sus historias está ahí, la absurda cantidad de violencia y el excesivo uso de palabras malsonantes está ahí y ese toque de los bajos fondos está ahí. Sin embargo la historia es demasiado corta, con lo que cada escena de violencia lleva únicamente a la siguiente escena de violencia.

 

Como en toda buena historia de policías infiltrados, el personaje de Deanna Ramsome no sale limpia de esta aventura, pero Ellis no logra que lleguemos a empatizar con el. No nos parece alguien despreciable por corromperse ni nos apena que tenga que pasar por esto, ya que sencillamente antes de que lleguemos a interesarnos por. el personaje ya estamos volviendo la última página del último capítulo.

Cuando acabas de leerlo tienes la sensación de que la historia merecía más y que por una razón u otra se ha hecho de una manera errónea. La fuerza de la historia está ahí, pero ha sido tan corta la experiencia que realmente no has llegado a poder disfrutar del viaje.

 

Pasando al apartado visual, es sencillamente sublime. En cada una de las viñetas puedes sentir la mugre en las paredes, el olor a sordidez que casi puedes masticar, ese picor en la garganta al respirar pólvora recién disparada y los gemidos de los moribundos al paso de la historia. Es un trabajo crudo, sin tapujos ni medias tintas, sin coartarse para no mostrar determinadas cosas para no herir al espectador. Quién desee pasar la siguiente página es libre de hacerlo y quién crea que esta no es su marca de salsa picante puede cerrar el cómic y ponerse a leer cosas más adecuadas a su sensibilidad. Realmente es el mejor dibujo que podía tener este cómic.

Mi recomendación en este caso es que si queréis una aventura palomitera para amantes de la violencia y la sordidez, este es vuestro cómic. Desde luego se disfruta.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Todo para las mamás y los bebés al mejor precio 

SÍGUENOS EN FACEBOOK Y TWITTER

ÚLTIMOS ARTÍCULOS PUBLICADOS

4D SPORT BOXING

3D CONSTRUCTION SET PC

WING COMMANDER 2 (PC)

TOEJAM & EARL III (DREAMCAST)

DOUBLE DRAGON (MEGADRIVE)

LO QUE NO VIMOS DE STREET FIGHTER II

CONTACTO

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.