Puesta a punto de un Commodore 128

24 Octubre de 2011

Este fin de semana le he dedicado bastante tiempo a mi colección, como el mes pasado a sido mi cumpleaños, han caido de regalo, algunas viejas máquinas que he tenido que poner a punto, en este caso le ha tocado el turno a un Commodore 128. 

La verdad es que el ordenador funcionaba bastante bien, pero su aspecto era bastante desastroso, sobre todo en cuanto a suciedad se refiere. Por lo tanto había que hacerle una limpieza a fondo para poder guardarlo. 

Para la limpieza de mis máquinas uso dos productos que ya se han convertido en imprescindibles, (¡joder, parezco una maruja! ¡Je, je, je!),  uno es el borrador mágico, ya podéis frotar lo que queráis con un estropajo con jabón, que nunca quedará ni la mitad de limpio que con el borrador mágico (el nombre es el de Don limpio, pero en Mercadona lo conseguiréis de su marca y 3 valen 1,50 €).

El segundo producto, lo encontraréis en tiendas de repuestos de coches, es un renovador de plásticos, el que yo uso es de Kraft, lo compré para el coche hace como 15 años ¡y todavía me dura! Hace poco lo vi en un Aurgi o un Carrefour, eso si, el envase ha cambiado bastante, pero por el nombre lo podéis preguntar.

En la foto podéis observar, como se nota con una sola pasada del borrador mágico, (en la parte de arriba), sólo hay que mojarlo y darle sobre la superficie que queremos limpiar, cuanto más le demos mejor quedará, lo suyo es darle hasta que las manchas desaparezcan.

Como podéis ver la diferencia de una sola pasada del borrador mágico es palpable. Y eso que en la foto no se aprecia realmente lo sucio que estaba el aparato, el flash "dulcifica" bastante la mugre del pobre Commodore
Como podéis ver la diferencia de una sola pasada del borrador mágico es palpable. Y eso que en la foto no se aprecia realmente lo sucio que estaba el aparato, el flash "dulcifica" bastante la mugre del pobre Commodore

Pero para limpiarlo bien, lo mejor es desmontarlo, así que lo primero es quitar todos los tornillos que tiene en la parte de atrás (unos 6 si mal no recuerdo) y abrirlo. Cuando abrimos debemos tener mucho cuidado ya que tiene dos patillas que van enganchadas. En el caso de éste ordenador, una ya la tenía rota y la otra se rompió al abrirlo, la verdad es que por mucho cuidado que lleves, seguramente acabará rompiéndose, eso sí, no te preocupes lo más mínimo, pues no tiene ninguna importancia, ya que con los tornillos ni se notará, la verdad es que creo que su función es mas del tipo "precinto de garantía" que otra cosa.

aunque un poco borrosa (bueno bastante ¡je, je, je! la dichosa patilla rota. No problema.
aunque un poco borrosa (bueno bastante ¡je, je, je! la dichosa patilla rota. No problema.

Una vez abierto, nos encontramos con lo siguiente, la placa del ordenador, va protegida con una chapa metálica. Por cierto, al separar, mucho cuidado, como podéis ver, hay dos conectores enchufados.

Los conectores que debemos quitar son dos, como vemos en las siguientes fotos, el del led de encendido, y el del teclado. Tampoco nos olvidemos del tornillo de "masa" que va con un cablecito (si os fijáis, un poco por encima de la dirección de la web, lo veréis).

Pues una vez desconectados los cables, vamos primero a limpiar la parte del teclado. Quitamos los tornillos que sujetan el teclado a la carcasa de plástico. Éstos tienen una especie de arandela de plástico que hay que ponerla luego en la misma posición, y que es para que el teclado no se mueva y quede ajustado perfectamente. Una vez que hemos quitado los tornillos, el teclado sale sin problemas, yo le di primero con una brocha para sacarle el polvo, y después le volví a dar con el borrador mágico, sin llegar a quedar perfecto, quedó bastante bien, por desgracia con este teclado no me atreví, porque si lo hacéis con un CPC, no hay problema en que lo metáis al fregadero y le déis con el estropajo, que te quedará impoluto. En el caso del Commodore, me pareció que podía llevar algún componente "sensible al agua" y preferí no arriesgarme, no obstante como he dicho el resultado fue bastante bueno, como podéis ver en las fotos de abajo.

En cuanto a la carcasa, a la bañera sin problemas, un poco de estropajo y Fairy, y después quitarle lo más chungo con el borrador mágico, quedó como nuevo.

Una vez limpia la parte del teclado, vamos con el resto. Para empezar, debemos retirar la chapa que cubre la placa. Tras quitar los tornillos, debemos de abrir unas pestañas metálicas para poder retirarla, esto no tiene ninguna complicación, ya que con un pequeño destornillador plano lo harás sin problema.

Cuando quitemos la chapa protectora, le llega el turno a la placa, ésta va simplemente encajada sobre unos pivotes de plástico, se levanta con cuidado y punto. Si ves que no sale bien, puede ser que no te hayas fijado en los conectores que sobresalen de la placa (donde se conecta la fuente, el datasette, ect), lo separas un poco y sin problema.

Ya tenemos el Commodore completamente desmontado, la carcasa de plástico, como la otra, al fregadero, estropajo, jabón y borrador mágico para lo más resistente, se seca y listo.

Para limpiar la placa, siempre utilizo primero la brocha, para quitarle todo el polvo y las pelusas, después con bastoncillos para los oídos impregnados de alcohol, le doy un repaso para que quede más limpio. Si os fijáis en una de las fotos de abajo en la parte que le he dado con el bastoncillo, la diferencia es notoria. Para esta parte, sólo paciencia, y buena música, en este caso un poquito de Skid Row ¡je, je, je!

Una vez todo está limpio, sólo nos queda volverlo a montar, así que colocamos la placa, la chapa protectora, atornillamos y volvemos a poner las pestañas metálicas en su sitio para que esté bien sujeta a la placa (en las fotos les he puesto un círculo para que las veáis), después encajamos el conector del teclado y el tornillo de masa. lo más complicado de todo esto será que se sujete el led del "power", la solución más sencilla, se coloca en la carcasa (en la del teclado) y se sujeta con un trozo de celo o cinta aislante, lo que tengáis más a mano, así no se caerá al mover la parte delantera.

Una vez colocado todo, tan solo nos queda atornillar, para que esté perfecto.

Como podéis observar, el resultado es bastante bueno, y eso que en la foto no se aprecia muy bien, pero el ordenador parece casi recién comprado. Por cierto aunque al principio del artículo lo puse, en este caso no he usado el renovador de plásticos porque no creído necesario hacerlo, en el siguiente artículo veréis como queda.

¡Ah! y claro está, siempre que desarmamos una máquina, lo primero que hay que hacer, es comprobar si sigue funcionando, no sea que hayamos dejado algo mal puesto, pero como véis, todo perfecto, es algo que puede hacer cualquiera.

¡funcionando! Lo primero que hice fue echarme una partidita al Pyjamarama de Mikro Gen
¡funcionando! Lo primero que hice fue echarme una partidita al Pyjamarama de Mikro Gen

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    danitxo (domingo, 22 junio 2014 14:19)

    me gustaria tener un c128,siempre he querido uno...........tube un c64,pero en un traslado se perdio,si esta hecho polvo ya lo arreglo yo,agur

  • #2

    Kevin Campbell (viernes, 10 octubre 2014 19:02)

    Tuve un Commodore 64 y fue muy doivertido. Despeus tuve un apple II, en el inicié la programación en Basic. Ah tiempos aquellos. <a href="http://www.rielescarnes.com">links</a>.

  • #3

    daniel (lunes, 01 diciembre 2014 13:08)

    pensar que tuve una completa con el monitor y todo y la regale por unos pocos pesos ,jaja que buena maquinita

Todo para las mamás y los bebés al mejor precio 

SÍGUENOS EN FACEBOOK Y TWITTER

ÚLTIMOS ARTÍCULOS PUBLICADOS

4D SPORT BOXING

3D CONSTRUCTION SET PC

WING COMMANDER 2 (PC)

TOEJAM & EARL III (DREAMCAST)

DOUBLE DRAGON (MEGADRIVE)

LO QUE NO VIMOS DE STREET FIGHTER II

CONTACTO

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.