Abrir y limpiar una Master System II

16 Noviembre de 2011

Esta Master System II es un regalo de un compañero de trabajo que me hicieron hace unos meses, el lote es bastante completo, además de la consola y sus cables originales, me dio también una pistola (ya tenía una, pero un recambio siempre viene bien ;) ) y un buen lote de juegos de los que afortunadamente sólo tenía dos, así que lo que se dice un buen regalo.

La verdad es por suerte la consola funciona perfectamente y está en bastante buen estado, pero siempre que algún nuevo aparato entra en mi casa, me gusta hacerle una buena limpieza por dentro y por fuera, y de

paso echarle un buen vistazo a sus "tripas". No tengo ni idea de electrónica, pero siempre he sido curioso y me gusta ver que hay por dentro :-).  Una cosa que he notado y que me gustaría comentar con vosotros, es la bajada de calidad en cuanto a materiales que tiene la Master System II en comparación con la I. Cualquiera que tenga las dos consolas habrá notado que esta segunda versión, no tiene la robusted, los materiales ni el tamaño/peso de la primera. Me resultó muy curioso, acostumbrado como estaba a la MS I, la primera vez que introduje un cartucho en la II me pareció que se iba a romper, desde luego la carcasa es fina y me sorprende que esté tan bien después del trote de un niño. Pero bueno una vez hecha la crítica, vamos a ponerla a punto.

Para abrir esta pequeña "joyita", lo primero que tenemos que hacer es darle la vuelta, y veremos los cinco tornillos que tenemos que quitar para abrir la tapa. Un destornillador de estrella es lo único que se necesita para desmontar completamente esta consola, bueno también nos vendrá bien uno plano para después, pero vamos paso a paso.

Una vez que quitamos los tornillos, simplemente tenemos que levantar la parte superior,  trae unas pestañas en la parte delantera, pero aún así no tengas miedo que no romperás nada, sale fácilmente y no es nada complicado abrila.

Como ocurre con la Megadrive, la placa madre está protegida con una chapa metálica, es una ventaja, ya que al menos esta chapa protectora, hace que no se ensucie la placa, lo malo es que va atornillada y con el paso del tiempo tiende a oxidarse y como me ocurrió a mi, uno de los tornillos estaba oxidado y no fue capaz de quitarlo, afortunadamente era el de la esquina superior y la pude levantar para poder limpiarla.

Para esta pestaña metálica, lo mejor es usar un destornillador plano.
Para esta pestaña metálica, lo mejor es usar un destornillador plano.
Unas grapas de plástico son las que fijan la placa a la carcasa, si tiramos hacia arriba con cuidado saldrá sin problemas
Unas grapas de plástico son las que fijan la placa a la carcasa, si tiramos hacia arriba con cuidado saldrá sin problemas

Como os dije antes, también vendrá muy bien un destornillador plano para levantar una pestaña, que engancha la chapa metálica (como podeís ver en las fotos de más arriba). Decir que yo no saqué la placa de la carcasa de abajo, porque el maldito tornillo oxidado me lo impidió, y porque estaba bastante limpio y no vi necesario hacerlo. De todas formas si queréis hacerlo vosotros, simplemente tiene unas "grapas" como se ve en las fotos, así que debemos tirar hacia arriba con cuidado para sacarla, pero nada más.

Una vez hemos limpiado la placa (¡y cotilleado, je, je, je!) volvemos a colocar la chapa y ponemos los tornillos y cerramos la pestaña, se quedará como vemos en la foto.

Ahora sólo nos queda poner las carcasa superior, y atornillar de nuevo. La consola ya está montada completamente.

Ahora vamos a mejorar su aspecto. Ya comenté en el post dedicado a la puesta a punto del Commodore 128 (en esta misma sección de la web), los productos que uso para la limpieza y renovación de las consolas: el primero es el borrador mágico, que es genial para la limpieza de manchas y la suciedad incrustada a lo largo de los muchos años que tienen estos aparatos. El segundo, se trata de un limpiador de plásticos de la marca Kraft, este producto se usa para el automóvil, y el bote que tengo tiene más de 15 años (¡para que veáis que cunde!), no lo busquéis con este formato que le han cambiado el envase, pero lo siguen vendiendo en tiendas de repuestos y grandes centros comerciales. La verdad es que este producto es casi milagroso, como podéis ver  en la foto, la diferencia (en el círculo rojo) una vez aplicado es abismal, y lo mejor es que es permanente. Lo único que tenéis que hacer es echar un poco en un trapo, y pasarlo por la superficie de plástico que queramos, ésta cogerá inmediatamente un brillo que la hará parecer nueva. Además los pequeños arañazos los elimina al estilo del "pulimento" para la pintura de los coches.

Bueno pues ese es mi gran secreto para mantener las consolas limpias e impolutas, (¡no se lo contéis a nadie, que quede entre nosotros, je, je, je!).

Como podéis ver la consola parece recién comprada.
Como podéis ver la consola parece recién comprada.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    José Andrés (miércoles, 16 noviembre 2011 16:54)

    Buen aporte!
    No descarto hacer lo mismo con mi Master System II :)

Todo para las mamás y los bebés al mejor precio 

SÍGUENOS EN FACEBOOK Y TWITTER

ÚLTIMOS ARTÍCULOS PUBLICADOS

4D SPORT BOXING

3D CONSTRUCTION SET PC

WING COMMANDER 2 (PC)

TOEJAM & EARL III (DREAMCAST)

DOUBLE DRAGON (MEGADRIVE)

LO QUE NO VIMOS DE STREET FIGHTER II

CONTACTO

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.